PolyTripper - Consejos de un estudiante - profesor
  polytripper
PolyTripper Articles
Consejos de un estudiante - profesor
Consejos de un estudiante - profesor

Hola, mi nombre es José, y soy profesor de español aquí en PolyTripper. Hoy quiero compartir contigo un poco de mi experiencia en la enseñanza de mi idioma, pero más que nada, quiero compartir un poco de mi experiencia aprendiendo un idioma.


Sí, así es. Soy uno de los tantos profesores de español que se ha interesado también por aprender un nuevo idioma, motivado en gran parte por el hecho de conocer a tantas personas de diferentes partes del mundo que pueden hablar mi idioma nativo.


He sido profesor de español en línea por aproximadamente 4 años, y en ese tiempo he conocido desde estudiantes principiantes hasta avanzados, y he visto cómo han ido mejorando a lo largo del tiempo, unos muy lentamente, otros muy rápidamente, pero todos tienen algo en común: la constancia.


Y he aquí mi primer consejo: si quieres ser mejor en algo (aplica para todo en la vida) debes ser constante, buscar mucha información, practicar todos los días y enfocarte en tu objetivo final; solo así podrás alcanzar ese objetivo. No sirve de mucho dedicarle 5 horas de un día cada 10 o 15 días, es mejor dedicarle varios minutos al día (sí, minutos), pero varias veces al día.


A veces nos escondemos tras la excusa de “es que no tengo tiempo, siempre estoy muy ocupado”. Pero tenemos tiempo para leer publicaciones de Facebook, Instagram o para mirar series en Netflix. Entonces, no es que no tengas tiempo, es que te falta más motivación para lograr tu objetivo.


Esa es la razón de este segundo consejo: si estás aprendiendo un nuevo idioma, a lo largo del día puedes hacer muchas prácticas cortas que no llevan mucho tiempo. ¿Vas al baño y llevas tu teléfono? (muchísimas personas tienen esa costumbre), puedes leer un artículo corto y tratar de explicarlo en tu mente. ¿Tienes un descanso de 15 minutos en tu trabajo? Mira un video de 8 minutos en YouTube y trata de pensar en cómo lo explicarías a alguien más usando ese idioma. ¿Te gusta mirar la tele antes de dormir? Cambia ese hábito por una buena lectura, y aprovecha todos esos momentos para avanzar un poco más hacia tu meta.


Otro problema importante es la forma como adquirimos nuevo vocabulario, pero más importante, la forma como retenemos en nuestra mente ese nuevo vocabulario. Por eso este consejo es muy importante también: toma nota de esas nuevas palabras que de verdad sean útiles para ti, y trata de escribir varias frases de la vida real donde puedas usarlas. Así sabrás en qué contexto puedes y debes usarlas, y será más fácil recordarlas en un principio. No hacemos nada aprendiendo palabras como “melifluo”, “abuhado”, “jipiar”, que no aportan absolutamente nada a tu aprendizaje. Entonces, concéntrate en palabras realmente importantes y escribe frases reales para recordarlas.


Hay quienes, como yo, tienen problemas para conseguir a una persona que lo ayude a practicar su conversación (porque no hay nadie cerca que hable el idioma, porque no hay una buena conexión a Internet, porque tiene la motivación pero no tiene dinero para pagar a un maestro…), y por eso la habilidad de hablar es la menos desarrollada.


De ahí mi siguiente consejo: “Imita”. Sí, la imitación es una práctica que puedes incorporar a tu aprendizaje, y es muy efectiva. De hecho, es “la forma natural de aprender de los niños”. Los niños desde muy pequeños escuchan y repiten lo que escuchan, formando así su base de vocabulario y adquiriendo entonces el “acento” de su entorno. Si estás mirando un video en YouTube o estás escuchando un podcast, trata de imitar la pronunciación de las personas. Es un buen ejercicio que te permite acercar un poco más tu pronunciación a la forma correcta. Si bien es cierto que no lograrás un 100% de precisión, por lo menos tendrás un patrón de comparación con el cual puedas “medirte”.


He conocido a estudiantes que pueden hablar tres, cuatro o cinco idiomas, y los he visto pedir disculpas porque su pronunciación no es correcta. A esos estudiantes les digo: “Amigo, tú puedes hablar varios idiomas, yo solo hablo uno. Soy yo quien debería disculparse”. Así que por eso, este otro consejo desde mi experiencia: nunca te disculpes por hablar mal ese otro idioma. Estás aprendiendo, estás motivado, estás practicando y lo estás haciendo bien. Si te equivocas, no pasa nada, todo seguirá igual de bien y el mundo seguirá girando, así que relájate y habla. Eso sí, pide que te corrijan un poco si es posible, ya que eso es lo que te hará mejorar. Yo sé que mi pronunciación en inglés es bastante mala aún, y he tenido profesores que me corrigen (y se los agradezco), y he tenido profesores que no me corrigen (y que no los recomiendo), por eso sé que esto puede pasar.


En resumen, y ya para terminar, quiero decirte con este pequeño texto que si quieres avanzar y alcanzar la meta de hablar un nuevo idioma, deberás ser constante, proactivo y creativo. Lee, escribe, escucha y habla, no importa si al principio lo haces mal, recuerda que por eso estás aprendiendo. No te sientas apenado por no hacerlo bien, y nunca te disculpes con alguien por no hablar bien su idioma. Y sobre todo, disfruta de tu pasión por los idiomas. Me gustaría saber qué otros consejos nos darías tú a quienes estamos aprendiendo otro idioma. Espero leerte.


¡Hasta la próxima!






José Barrientos  

:   

: 5.00

1 : 12.00

5 : 11.40

  (5.0)  -  209


All Topics

  • Share This: